Y no hubo mañana…

De repente se paró nuestra vida.

Y ahí recordamos el valor de un abrazo, el de un beso o el de un te quiero.

Recordamos que estamos aquí por ti y no por uno mismo.

Eso nos hizo no apagar nunca los fogones.

Creamos una nueva imagen, una nueva web, reafirmamos nuestra esencia…

Esa en la que importan las formas, ensalzamos la cercanía y respetamos el origen.

Esperamos que te guste, y sobre todo, que la disfrutes como si no hubiese mañana.

Leave A Comment